Definición y ejemplos de coloides

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Los coloides o suspensiones coloidales son mezclas homogéneas de sustancias que no se separan ni decantan pero que a escala microscópica son heterogéneas. Las mezclas coloidales tienen dos partes: las partículas o coloides en sí y el medio en que se dispersan. El tamaño de un coloide es mayor que el de una molécula, lo que diferencia una mezcla coloidal de una solución, pero son lo suficientemente pequeños para diferenciarlos de partículas en suspensión. En el humo, por ejemplo, las partículas originadas por la combustión están suspendidas en un gas.

Los coloides son de suma importancia en la fabricación de diversos materiales industriales como pinturas, plásticos, insecticidas y cementos. También se los utiliza en la industria farmacéutica y en aplicaciones biomédicas. Veamos algunos ejemplos.

Las suspensiones coloidales se forman básicamente de dos maneras. Una de ellas es por gotas o partículas que se dispersan en un cierto medio por el efecto de un spray, por molienda, por inyección a alta velocidad o por agitación. La otra es por sustancias disueltas que precipitan o condensan en pequeñas partículas dentro del soluto por cambios de pH, por reacciones REDOX, o por cambios de temperatura o presión.

A primera vista parece difícil diferenciar una suspensión coloidal de una solución o de una suspensión de partículas, dado que en la definición solo se diferencian por el tamaño de las partículas dispersadas en un determinado medio. Sin embargo veamos dos formas sencillas de identificar una suspensión coloidal. En una suspensión las partículas decantan con el tiempo, mientras que en una suspensión coloidal los coloides se mantienen siempre dispersos en el medio. Por otra parte, si se hace incidir un haz luminoso en una suspensión coloidal se observará el efecto de Tyndall haciendo que el haz luminoso sea dispersado por los coloides. Un ejemplo es la luz de un auto dispersada por la niebla.

Ejemplos de suspensiones o mezclas coloidales

Los aerosoles son suspensiones coloidales, y algunos ejemplos son la niebla, un insecticida dispersado, las nubes y el humo. Las espumas fluidas, como la crema de leche batida o la espuma de afeitar, y las espumas sólidas, como los malvariscos y la espuma de poliestireno, son ejemplos de suspensiones coloidales. También lo son las emulsiones, como la leche, la mayonesa y las lociones; los gels, como la gelatina la manteca y la jalea; las suspensiones líquidas, como la tinta, la goma y el detergente, y las suspensiones sólidas, como las perlas, las gemas, algunos vidrios de colores y algunas aleaciones.

Para entender mejor el concepto, diferenciemos algunos ejemplos según el tipo de coloide y el medio en que se dispersa.

  • Un sólido en un gas: el humo.
  • Un líquido en un gas: la niebla.
  • Un sólido en otro sólido: el vidrio.
  • Un gas en un líquido: la espuma de afeitar.
  • Un gas en un sólido: la piedra pómez.
  • Un sólido en un líquido: la mantequilla.

Fuente

Valenzuela, C. Química General: Introducción a la química teórica. Ediciones de la Universidad de Salamanca, España. 1995.

mm
Sergio Ribeiro Guevara (Ph.D.)
(Doctor en Ingeniería) - COLABORADOR. Divulgador científico. Ingeniero físico nuclear.

Artículos relacionados