El significado del título «El guardián entre el centeno»

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

El título de la novela El guardián entre el centeno del escritor estadounidense J. D. Salinger es la interpretación que realiza el protagonista adolescente, Holden Caulfield, del poema A través del centeno, del poeta escocés Robert Burns. Se refiere a su propia necesidad de ser el guardián de los niños que juegan libremente en el centeno para que no pierdan su inocencia.

Sobre el autor

Jerome David Salinger, más conocido como J. D. Salinger, nació en Manhattan, New York, Estados Unidos, en 1919 y fue un escritor destacado de cuentos y novelas de literatura juvenil.

En su adolescencia cambió varias veces de escuela, lo cual dificultó que desarrollara un sentido de pertenencia. Incluso llegó a modificar su nombre para ser más aceptado entre sus compañeros. Durante ese período comenzó a escribir historias y descubrió su vocación de ser actor. Sin embargo, su padre no apoyó esa carrera. 

Más tarde, Salinger comenzó a vender sus cuentos y novelas cortas a algunas revistas y periódicos estadounidenses renombrados, como The New Yorker, Collier’s y The Saturday Evening Post. En la década de 1940, Salinger publicó Ligera rebelión en Madison (1941) y Nueve Cuentos (1948), que incluían algunas de sus historias más populares, como Un día perfecto para el pez banana, El tío Wiggly en Conecticut, Justo antes de la guerra con los esquimales, El hombre que ríe, Para Esmé, con amor y sordidez y El periodo azul de Daumier-Smith, entre otros. En 1951 publicó su novela más famosa, El guardián entre el centeno, que lo llevó a la fama y generó también una gran controversia por su contenido transgresor, absolutamente inhabitual en esa época.

En 1961, publicó Franny and Zooey, un libro que incluía el cuento corto Franny y la novela Zooey, sobre la vida de dos hermanos. Más tarde también escribió varias historias y novelas similares, en las cuales se centra en los problemas y dilemas de los adolescentes y jóvenes. Sin embargo, a partir del éxito y la fama de El guardián entre el centeno, que se publicó en 1951, Salinger se recluyó y dejó de publicar con la frecuencia anterior. 

Después de participar en la Segunda Guerra Mundial, y a pesar de haber sido criado en el seno de una familia tradicional judía, Salinger comenzó una búsqueda espiritual, primero el budismo zen y posteriormente el hinduismo, el taoísmo y el sufismo.

J. D. Salinger falleció a los 91 años de edad, de causas naturales, en el año 2010. Actualmente se lo considera como uno de los escritores más influyentes del siglo XX, y sus obras son clásicos de la literatura juvenil que todavía continúan vigentes.

Sobre El guardián entre el centeno

Salinger publlicó su novela El guardián entre el centeno en el año 1951. Está basada en el personaje adolescente Holden Caulfield, que ya había sido el protagonista del cuento corto Ligera rebelión en Madison, publicado diez años antes. De hecho, en el capítulo 17 de la novela aparece una versión modificada de dicho cuento y algunos de sus personajes, como Carl Luce y George Harrison.

El propio Salinger admitió que El guardián entre el centeno es, en parte, un relato autobiográfico, ya que él mismo vivió algunas de las experiencias y desafíos de Holden durante su propia adolescencia. Tal vez por eso, en esta novela, Salinger describe, con excelente maestría, la mentalidad típica de un adolescente.

El guardián entre el centeno es una novela del género literario juvenil que consta de 26 capítulos. La trama se desarrolla a lo largo de dos días, en los cuales su protagonista, Holden Caulfield, narra la historia en primera persona. Este adolescente tiene una visión pesimista del mundo adulto, al cual asocia con la corrupción y los peores instintos, en contraposición a la infancia, que representa su ideal de inocencia, bondad y felicidad.

Personajes principales

El personaje principal de la novela El guardián entre el centeno es Holden Caulfield. Se trata de un joven inteligente, sensible y rebelde de 16 años que se muestra crítico y cínico con los adultos, a quienes considera falsos, hipócritas, tontos, obscenos y sucios. Por el contrario, es cariñoso con su hermana y con otros niños.

Otros personajes

Además de Holden, hay otros personajes que aparecen en El guardián entre el centeno. Algunos de ellos son:

  • Los hermanos de Holden:
    • D. B. Caulfield: es el hermano mayor de Holden. Es escritor. Si bien Holden lo admira, también cree que se prostituye al vender sus historias para películas de Hollywood.
    • Allie Caulfield: es un hermano menor que murió de leucemia tres años antes del inicio de la historia. Era pelirrojo, y según Holden, el más inteligente de la familia.
    • Phoebe Caulfield: es la hermana menor, tiene diez años y es la consentida de Holden. Es peligrroja, inteligente y muy madura para su edad.
  • Sally Hayes: es una amiga de Holden que le resulta muy atractiva.
  • Robert Ackley: compañero de Holden en la escuela Pencey. Es inseguro y tiene acné.
  • Ward Stradlater: otro compañero de escuela. Es atractivo y popular.
  • Jane Gallagher: amiga de la infancia de Holden, a la querespeta y considera atractiva.
  • El señor Spencer: profesor de historia en la escuela Pencey.
  • Carl Luce: Es un estudiante de 19 años que va a la Universidad de Columbia y es el asesor estudiantil de Holden.
  • El señor Antolini: ex profesor de inglés de Holden, a quien este respeta y considera una referencia. 
  • Maurice: es un empleado del hotel Edmont, que opera los ascensores y le da el contacto de una prostituta a Holden.
  • Sunny: es la prostituta que contrata Holden.

Resumen de El guardián entre el centeno

Mientras se encuentra recibiendo tratamiento psicológico, Holden comienza el relato de lo que vivió durante la Navidad pasada. Después de ser expulsado por suspender cuatro de sus cinco asignaturas, visita al señor Spencer, y este le dice que “la vida es un juego”, y por lo tanto, debe comportarse según sus reglas. 

Pero como ya fue expulsado de otras cuatro escuelas y son las fiestas de Navidad, ignora su consejo  y decide dejar la escuela y no volver a casa. En cambio, se dedica a deambular por New York y se hospeda en el hotel Edmond. 

Durante su viaje por la ciudad y su estancia en el hotel, Holden observa y se encuentra con varias personas, desde la madre de uno de los alumnos de Pencey, turistas y transeúntes, hasta un travesti, una ex bailarina exótica y una prostituta. Holden juzga a todas las personas adultas de manera negativa, en todas ellas detecta algún defecto o aspecto digno de crítica.

Holden también tiene una cita con Sally Hayes y habla con unas monjas. Posteriormente, le compra un álbum de música a su hermana Phoebe y se alegra cuando escucha a un niño cantar la canción “Si un cuerpo coge a otro cuerpo, cuando van entre el centeno.” 

Después se encuentra con su amigo Carl Luce, se emborracha y se va a caminar por el famoso Central Park de New York.

Más tarde, regresa a casa y le cuenta a su hermana que fue expulsado y le confía sus planes de irse a vivir a un rancho en Colorado. Phoebe le pregunta si hay algo que le agrade del mundo. Holden menciona a las monjas, su hermano muerto y a otro muchacho conocido que se había suicidado. También, le expresa su deseo de ser el “guardián entre el centeno”, para evitar que los niños que juegan entre el centeno se caigan por el precipicio.

Luego visita al señor Antolini, su antiguo maestro de inglés, e interpreta una de sus acciones como un avance sexual. Se va de su casa y pasa la noche en la Terminal Grand Central. 

Durante todos estos acontecimientos, Holden se muestra cada vez más delirante y paranoico, creyendo que está a punto de morir. Al rato se encuentra con Phoebe y llora mientras la observa en el tíovivo del zoológico. 

Finalmente, termina su relato sin contar lo que ocurrió después, pero afirma que las personas de su entorno están preocupadas por él y que echa de menos a sus amigos y a las otras personas con las que interactuó esa Navidad.

¿Qué significa el título “El guardián entre el centeno”?

El título El guardián entre el centeno es un juego de palabras profundo que esconde varios significados y un gran simbolismo. 

La novela El guardián entre el centeno y el poema Atravesando el centeno

Por un lado, este título hace referencia al poema A través del centeno (en inglés popular, Comin’ Thro’ the Rye) que fue publicado en 1782 por el poeta escocés Robert Burns. Este poema habla de un encuentro entre dos personas, posiblemente sexual, y cuestiona cómo la sociedad desaprueba este tipo de situaciones.

Por otro lado, Comin’ Thro’ the Rye se puede asociar a la expresión popular inglesa Coming of age, que significa “la mayoría de edad” o “el paso de la adolescencia a la edad adulta”.

Además, para comprender a fondo el significado del título, es necesario considerar el título original en inglés de esta obra: The catcher in the rye. Catcher se traduce como “guardián” o  como “alguien que agarra” o “que atrapa”. Esto tiene varias connotaciones: se relaciona con la mala interpretación que hace Holden del poema y con el béisbol, ya que catcher es el jugador que atrapa la pelota con el guante en ese deporte, algo que a su vez, asocia con su hermano Allie, a quien admiraba y consideraba como un ser puro e inocente. También se puede interpretar como un paralelismo entre las pelotas de béisbol y los niños a quienes debe atrapar antes de que caigan.

En el capítulo 16, Holden escucha a un niño cantar una canción que dice: “Si un cuerpo coge a otro cuerpo, cuando van entre el centeno”.  El hecho de que sea un niño quien menciona estas líneas, refuerza aún más el carácter inocente que Holden le otorga a la canción. 

Me acerqué a ver qué decía y era esa canción que va: «Si un cuerpo coge a otro cuerpo, cuando van entre el centeno.» 

Holden Caulfield, El guardián entre el centeno.

Aquí es importante notar que escucha estas palabras como parte de una canción, en vez de la recitación del poema. Esto se puede deber a dos motivos: por un lado, Holden no recuerda que provienen de un poema, y por otro lado, el hecho de que escucha una canción, hace referencia a una versión del poema que se popularizó en forma de canción después de su publicación. 

A lo largo de la historia, Holden recuerda estas palabras, sin darse cuenta de que son incorrectas ya que el poema en realidad dice: “Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo, cuando van entre el centeno”. 

En el capítulo 22, Holden le menciona la canción a su hermana y ésta lo corrige y le recuerda que se trata del poema de Robert Burns. Holden allí ofrece una explicación de su “error” y afirma que a veces él se siente como el “guardián”, la persona que debe “atrapar” a los niños para evitar que caigan al precipicio mientras juegan en el campo de centeno: 

Es «Si un cuerpo “encuentra” a otro cuerpo, cuando van entre el centeno» —dijo Phoebe—. Y es un poema. Un poema de Robert Burns.

Phoebe Caulfield, El guardián entre el centeno.

—Creí que era, «Si un cuerpo coge a otro cuerpo» —le dije—, pero, verás. Muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños. Y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde de un precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan a él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Vigilarlos. Yo sería el guardián entre el centeno. Te parecerá una tontería, pero es lo único que de verdad me gustaría hacer. Sé que es una locura.

Holden Caulfield, El guardián entre el centeno.

Esto, a su vez, se trata de una metáfora donde los niños que juegan son el símbolo de la infancia y la inocencia. El precipicio es el paso a la pubertad, la adolescencia y la adultez. Holden, como guardián, reafirma su posición en el límite entre esa transición y expresa su deseo de proteger y mantener la inocencia de la infancia, para salvarlos de la hipocresía, la falsedad y la degeneración del mundo adulto. Esta visión negativa de Holden demuestra también su mala interpretación de lo que es ser un niño y un adulto.

Otras referencias al poema Atravesando el centeno, de Robert Burns

En la novela, el reemplazo del término meet / “encontrar” por catch / “atrapar” también es bastante significativo, ya que meet puede sugerir un encuentro sexual. De hecho, el poema de Robert Burns se refiere a un encuentro íntimo entre dos personas.

Holden, al realizar este cambio inconscientemente, también transforma al poema en una versión más inocente y más acorde con el significado que le otorga a la infancia.

Asimismo, en la novela Holden le pregunta a su amigo Carl Luce sobre la posibilidad de que dos personas tengan un encuentro sexual casual, sin compromisos, algo que justamente es el tema central del poema Atravesando el centeno.

A pesar de que el sexo es uno de los conflictos morales que experimenta Holden, otro aspecto interesante de la interpretación que hace del poema es que despierta su fantasía de ser el guardián de la infancia, y esto resulta ser lo opuesto a lo que sugiere dicho poema. De este modo se resalta que Holden solo ve lo que quiere ver.

Breve análisis de la obra El guardián entre el centeno

Aunque en esta novela no hay grandes aventuras ni giros inesperados, el autor relata con maestría la transición del protagonista a través de todas sus tribulaciones. Holden es la representación de los conflictos internos y externos que vive un adolescente durante su paso gradual a la edad adulta. Es ingenuo e inocente sobre algunas cuestiones pero cree saber todo sobre los adultos, a quienes juzga con distancia y arrogancia.

Holden es inseguro y tiene miedo al cambio, se niega a crecer y madurar y a aceptar el mundo tal como es. Al mismo tiempo, siente que no puede hacer nada para evitarlo. Mientras intenta lidiar con sus conflictos, critica a los adultos y aprecia a los niños, y los presenta como dos extremos opuestos: uno que le provoca repulsión y hastío, y otro que, en cambio, le causa felicidad y lo libera de la depresión.

Como es consciente de lo que está a punto de ocurrir, se ve a sí mismo al borde del precipicio y desea vigilar a los niños para que no caigan por él, y así evitar que se hagan mayores. Es decir, protegerlos de los adultos y su mala influencia, para evitar que pierdan su inocencia. Algo que es imposible y que, obviamente, le causa una mayor frustración y desazón.

Las críticas y el cinismo con los cuales Holden juzga a los adultos también son el reflejo de cómo es él y cómo se siente consigo mismo: débil, falso, mezquino, superficial, impotente y abrumado por sus propias emociones, algo que lo lleva al borde del colapso emocional. 

Símbolos que aparecen en El guardián entre el centeno

Otros símbolos que aparecen en la novela El guardián entre el centeno, son:

  • El nombre Holden: hace referencia a hold o holding, “esperar” o “en espera”, que a su vez se puede interpretar como el estado actual de Holden, en una especie de callejón sin salida, lidiando con sus conflictos, incapaz de seguir adelante y transitar el proceso a la adultez.
  • El apellido Caulfield: en inglés, el término Caul en inglés se refiere a una membrana de la cabeza del feto. Simboliza la incapacidad o inmadurez de Holden para ver y comprender a los adultos, a quienes critica duramente, sin darse cuenta de que él también actúa de la misma manera.
  • La frase que Carl Luce le dice a Holden: “¿Cuándo demonios vas a crecer de una vez?” es el resumen de toda la novela.
  • La pregunta sobre los patos del parque: esta pregunta recurrente que hace Holden sobre el destino de los patos de Central Park, refleja su preocupación por los cambios negativos, como la llegada del invierno, y su deseo de que los patos sigan estando allí, es decir, que todo siga igual.
  • El campo de centeno: es un lugar imaginario, que se puede asociar con el Edén, un lugar donde reina la inocencia. En cambio, la caída al precipicio se puede interpretar como los pecados que cometen los adultos. 
  • El color rojo: tiene un significado especial para Holden. Significa inocencia y felicidad, y lo asocia con el color del cabello de sus hermanos Allie y Phoebe, a quienes ama.
  • El graffiti: que Holden quiso borrar porque tenía una mala palabra, manifiesta su intención de preservar la inocencia de los niños.
  • La gorra roja de cazador: es símbolo de la búsqueda de la identidad de Holden, que como todo adolescente, quiere ser diferente, único, distinguirse de los demás, pero también pertenecer a un grupo y ser aceptado. 
  • El Museo de Historia Natural: donde según Holden, “todo se mantiene en el mismo sitio”. Esto simboliza el miedo de Holden a que todo cambie y su necesidad de frenar ese cambio.

Otros datos curiosos

Además de ser una historia interesante en la cual todas las personas se pueden ver reflejadas de una manera u otra, existen otros datos curiosos sobre El guardián entre el centeno:

  • El autor utilizó la jerga de los adolescentes de su época e incluyó, deliberadamente, errores gramaticales que suelen cometer los jóvenes.
  • Salinger nunca otorgó los derechos para que se realizara una versión cinematográfica de El guardián entre el centeno porque no creía que pudieran hacer una película que fuera fiel al libro. Sin embargo, en el año 2018 se lanzó el film Rebelde entre el centeno, dirigido por Danny Strong e interpretada por Zoey Deutch, Sarah Paulson, Nicholas Hoult y Kevin Spacey, y se enfoca en la vida de J.D. Salinger y la creación de esta novela.
  • Además, Salinger se negó a que se incluyeran ilustraciones en la novela, para evitar que interfirieran en la imaginación de los lectores.
  • Después de la publicación del poema de Robert Burns, hubo una versión alternativa que incluyó términos más explícitos sobre el encuentro sexual que sugiere la versión original.
  • El poeta alemán Charles Bukowski (1920-1994) incluyó una referencia a El guardián entre el centeno en su biografía, La senda del perdedor (en inglés, Ham on rye), publicada en 1982.
  • En el año 2009, Salinger demandó al editor sueco Fredrik Colting, quien planeaba publicar una secuela de El guardián entre el centeno, titulada 60 años después: atravesando el centeno.
  • El músico y compositor argentino Andrés Calamaro realizó un homenaje a J. D. Salinger en su canción Tantas veces: “Dicen que para escribir es indispensable sufrir, y no puedo quitarle razón a tantos poetas; algunos se encierran solos por 40 años; los daños son las tintas de sus lapiceros”.
  • La novela fue objeto de controversia nuevamente en 1980, cuando Mark David Chapman, en la cercanías de Central Park, asesinó a John Lennon, el vocalista y compositor del grupo británico The Beatles. Chapman estaba obsesionado con este libro y en su declaración a la policía afirmó ser la personificación de Holden Caulfield y el diablo.

Críticas y actualidad

El guardián entre el centeno es una crítica social, ya que saca a la luz las situaciones y problemáticas que experimentan los jóvenes durante su transición de niños a adultos, e invita a la reflexión sobre distintas cuestiones éticas y morales.

Sin embargo, después de su publicación, la novela originó una gran controversia e incluso fue prohibida en algunas bibliotecas y escuelas de los Estados Unidos. En su época recibió críticas por el lenguaje vulgar y a veces, obsceno a lo largo de la trama, así como por incluir escenas donde los jóvenes consumen alcohol y tabaco, así como de sexo.

Debido a ello, el sector más conservador de la sociedad consideró a esta obra como una mala influencia para los jóvenes. Posteriormente, también se concluyó que era  inadecuada para la enseñanza escolar. No obstante, estos aspectos polémicos de la novela ayudaron a que se convirtiera en un éxito comercial y a que se convirtiera en uno de los libros más vendidos durante varias semanas.

Además, la forma en que piensa, las dudas y problemáticas que vive el personaje principal, su rebeldía y el lenguaje que utiliza, si bien representan a un adolescente del siglo XX, también son características muy similares a las que vivieron los adolescentes en los años siguientes y las que siguen presentando los jóvenes en la actualidad. 

Por eso, miles de jóvenes y adultos se sienten identificados cuando leen esta historia, y la novela continúa estando vigente. Además, también sigue constituyendo un motivo de debate en foros e instituciones educativas. Hoy en día, es una de las obras más recomendadas en el ámbito educativo y uno de los clásicos literarios contemporáneos más populares. 

Fuentes

  • Salinger, J. D. El guardián entre el centeno. (2018). España. Alianza Editorial.
  • Salinger, J. D. El guardián entre el centeno. Formarse.com.ar. Versión en pdf disponible aquí.
  • Di Verso, L. (2019, 12 de agosto). Cinco poemas de Robert Burns. Zendalibros.com. Disponible aquí.
  • Casariego, M. (2015, 19 de febrero). ¿Cuándo demonios vas a crecer de una vez? El País. Disponible aquí.
  • Baca, M. M. (2014, 27 de febrero). Breve Análisis del Guardián entre el Centeno de J.D. Salinger. Mechepiensaque.blogspot.com. Disponible aquí.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados