Los héroes más grandes y poderosos de la mitología griega

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La Antigua Grecia se destacó por una infinidad de dioses y héroes legendarios cuyas historias y hazañas se convirtieron en elementos esenciales de la mitología y de la literatura griega. Algunos de ellos son: Aquiles, Heracles, Odiseo, Teseo y Perseo, entre otros.

Sobre la mitología griega

La mitología griega incluye todos los mitos y leyendas de la Antigua Grecia. Al igual que en la mitología de otras civilizaciones antiguas, como la egipcia o la romana, en la mitología griega hay dioses y héroes que participan en la creación del mundo y ayudan a los hombres.

Muchos de los mitos y leyendas griegos están relacionados con la religión, en la cual se adoraba primero a los titanes y después a los dioses del Olimpo. El dios más venerado era Zeus, y también se rendía culto a los dioses del panteón griego: Afrodita, Atenea, Hades, Poseidón, Apolo, Artemisa, Dioniso, Ares, Hestia, Hefesto, Hermes, Hera, y a otros dioses.

La mitología griega sirvió de inspiración para numerosas obras literarias antiguas, entre las que se incluyen los poemas épicos de La Ilíada y La Odisea de Homero, así como la Teogonía y los Trabajos y días de Hesíodo.

La mitología griega tuvo una gran influencia en la cultura, el arte, las ciencias y la literatura de las civilizaciones occidentales y continúa siendo un tema recurrente en libros, series de TV, obras de teatro e incluso en el cine.

Los 10 héroes más importantes de la mitología griega

Aunque se suele dar una mayor importancia a los dioses griegos, también existieron héroes que cumplieron roles importantes en la Antigua Grecia y que forman parte de numerosas leyendas. Los 10 héroes griegos más destacados son:

  • Heracles
  • Teseo
  • Aquiles
  • Odiseo
  • Perseo
  • Jasón
  • Atalanta
  • Belerofonte
  • Orfeo
  • Cadmo

Heracles

Héroes griegos
Heracles.

Era hijo de Zeus y de Alcmena, una reina mortal y nieta de Perseo. Su nombre deriva de las palabras del griego antiguo: Hera, en referencia al nombre de la diosa hermana y esposa de Zeus, Hera; y kleos, que quiere decir “gloria”. Por lo tanto, Heracles significa “gloria de Hera”. A menudo se le conoce también por su nombre romano, Hércules.

Cuando Hera descubrió la infidelidad de Zeus y la concepción de Heracles, intentó evitar su nacimiento y, más tarde, envió serpientes para matarlo. Sin embargo, Heracles, que tenía solo unos pocos meses de vida, las estranguló. A partir de allí, se hizo famoso por su gran fuerza y su valentía y llevó a cabo diferentes actos heroicos. Uno de ellos fue matar al león de Citerón. Posteriormente se le representó vistiendo su piel.

Heracles se casó con Megara, la hija del rey Creonte, y con ella tuvo varios hijos. Pero años más tarde, en un ataque de ira provocado por Hera, Heracles asesinó a su familia. Como castigo, el oráculo de Delfos le dijo que tenía que realizar doce trabajos que se consideraban imposibles. Sin embargo, Heracles los llevó a cabo y se convirtió en el héroe más fuerte del panteón griego.

Las doce hazañas de Heracles fueron: matar al león de Nemea, a la Hidra de nueve cabezas de Lerna y a las aves del Estínfalo; capturar a la cierva de Cerinea, al jabalí de Erimanto, y al toro de Creta; limpiar los establos de Augías en un solo día; robar las yeguas de Diomedes, el cinturón de Hipólita, el ganado de Gerión, las manzanas del jardín de las Hespérides; y sacar a Cerbero del Hades.

Después de estas hazañas, Heracles conoció a Íole, de la cual se enamoró, pero no pudo casarse con ella. Más tarde, se casó con Deyanira y raptó a Íole. Deyanira, dispuesta a recuperar a su marido, untó la túnica de Heracles con la sangre del centauro Neso, que este le había dado diciéndole que era una pócima de amor. Pero, en realidad, la sangre resultó ser un veneno que obligó a Heracles a suicidarse. Después de morir como un mortal, resucitó como un dios y Zeus lo llevó al Olimpo.

Teseo

Héroes griegos
Teseo.

Teseo fue el rey de Atenas y uno de los amigos de Heracles. Era hijo de Egeo y Etra. Algunas versiones sugieren que, en realidad, su verdadero padre era el dios Poseidón, rey de los mares y océanos.

Al igual que Heracles, Teseo se caracterizó por su gran fuerza y valentía, así como su astucia. A lo largo de su vida realizó diferentes hazañas. La más famosa de ellas fue la derrota del rey Minos de Creta.

Teseo creció lejos de su padre, quien temía que sus sobrinos, los Palántides, le hicieran daño en la lucha por el trono de Atenas. Para ello, mandó ocultar su espada y sus sandalias debajo de una enorme piedra, la cual Teseo debía mover cuando alcanzara la mayoría de edad.

Un vez que Teseo supo que era el heredero del rey de Atenas, recuperó la espada y las sandalias y emprendió un viaje hasta esa ciudad. Durante su travesía derrotó a varios gigantes, como Perifetes, Sinis y Procustes, así como a otros bandidos y fieras que aterrorizaban la región, entre los que se encontraban Esciro, Cerción, la cerda de Cromión y el toro de Creta.

Al llegar a Atenas de incógnito, Teseo sufrió algunos atentados por parte de su madrastra, Medea, aprovechándose de que Egeo no había reconocido a su hijo. Teseo sobrevivió a todos los ataques y Egeo finalmente lo reconoció por la espada que llevaba consigo.

Antes de convertirse en rey, Teseo decidió acabar con el minotauro de Creta, una temible criatura con cuerpo de hombre y cabeza de toro. Cada año, el rey Minos exigía a Atenas un sacrificio de siete hombres y siete mujeres para aplacar el hambre del minotauro. Para derrotarlo, Teseo formó parte del grupo que estaba por ser devorado por el monstruo. Con la ayuda de Ariadna, la hermana del minotauro, Teseo logró asesinarlo y escapar del intrincado laberinto en el que vivía.

Su padre, Egeo, lo creyó muerto y se suicidó arrojándose al mar que actualmente lleva su nombre. Tras la muerte de su padre, comenzó una lucha de poder entre Teseo y sus primos, a quienes derrotó, y finalmente fue coronado rey de Atenas.

Tiempo después, Teseo y su amigo Pirítoo decidieron casarse con hijas de Zeus. Raptaron a Helena, que era una niña y más tarde sería conocida como Helena de Troya y, acto seguido, fueron a buscar a Perséfone en el inframundo. Allí, el dios Hades los atrapó; aunque Heracles logró salvar a Teseo, este fue reemplazado en el trono de Atenas por Menesteo. Más tarde, Teseo se refugió en Esciro, pero el rey Licomedes hizo que se cayera por un precipicio, ocasionándole así la muerte.

Aquiles

Héroes griegos
Aquiles.

Aquiles, también conocido como Aquileo, fue el mejor guerrero griego de la guerra de Troya, la cual duró diez años. Era hijo de Peleo, un rey mortal y Tetis, una ninfa del mar.

La leyenda cuenta que Tetis sumergió a su hijo en el río Estigia, que tenía la propiedad de volver inmortal a las personas que se sumergían en él. De esta manera, Aquiles se volvió invencible, y su único punto débil era el talón, la parte por la cual su madre lo sujetó al bañarlo en las aguas del río.

Al principio de La Ilíada, en el noveno año de la guerra de Troya, Agamenón tuvo que entregar a su esclava Criseida y le exigió a Aquiles que le entregara a su propia esclava Briseida como reemplazo. Debido a ello, Aquiles se enfureció y anunció su retirada del conflicto.

Los griegos sabían que sin Aquiles no podrían ganarle a los troyanos, por eso enviaron a su amigo Patroclo a convencerlo para que vuelva a luchar en la guerra.

Aquiles volvió a negarse, lo cual llevó a Patroclo a pelear en el campo de batalla con la armadura de Aquiles; el príncipe troyano Héctor confundió a Patroclo con Aquiles y lo asesinó. Esto desencadenó la ira de Aquiles y lo hizo regresar a la guerra, donde mató a muchos guerreros troyanos, e incluso al mismo Héctor. Después de darle muerte con una lanza, lo arrastró con su carro, hasta disipar su cólera.

Finalmente, Aquiles murió cuando, con la ayuda del dios Apolo, Paris, el hermano de Héctor, le disparó una flecha en el talón, la única parte vulnerable de su cuerpo.

Odiseo

Héroes griegos
Odiseo.

Odiseo, conocido como Ulises en la mitología romana, fue un héroe famoso por su inteligencia y astucia. Fue el rey de Ítaca, e hijo de Laertes y Anticlea. Sus hazañas aparecen en los poemas épicos de Homero, primero en la Ilíada y después en la Odisea, donde se describe su participación durante la guerra de Troya, su travesía de diez años llena de obstáculos para regresar a Ítaca y la espera de su esposa Penélope y su hijo Telémaco.

Odiseo cumplió un rol fundamental antes, durante y después de la guerra de Troya. Antes de que se llevara a cabo este conflicto bélico, Odiseo intentó ayudar a Agamenón y Menelao a recuperar de manera diplomática a Helena de Troya, que había sido raptada por Paris.

También logró que Aquiles se uniera al bando de los griegos para luchar contra Troya y desarrolló diferentes estrategias para ganar la guerra. En una ocasión, se disfrazó de mendigo, ingresó en la ciudad y robó el palladium, la estatuilla de la diosa Atenea. La leyenda decía que Troya jamás caería mientras esa estatuilla estuviera dentro de la ciudad.

A Odiseo también se le atribuye la idea del caballo de Troya, una estrategia con la cual los griegos, finalmente, pudieron derrotar a los troyanos. El caballo de Troya era una estructura de madera que los griegos abandonaron afuera de la ciudad de Troya cuando iniciaron su retirada. Los troyanos, convencidos de su victoria, lo tomaron como un trofeo de guerra, sin saber que adentro de él había treinta guerreros griegos. Durante la noche, estos guerreros salieron y abrieron las puertas de la ciudad de Troya para que ingresara el ejército griego, que había fingido retirarse y estaba esperando para atacar y tomar la ciudad. De esta manera, los griegos ganaron la Guerra de Troya.

A su regreso a Ítaca, Odiseo tuvo que enfrentar una gran cantidad de inconvenientes a lo largo de su viaje. De allí proviene la palabra odisea, que hace referencia a varios obstáculos o situaciones negativas que debe atravesar una una persona. Estuvo en la isla de los Cíclopes, gigantes de un solo ojo; también en la isla de Circe, una hechicera griega. Con ella tuvo a su hijo Telégono. Después estuvo prisionero en la isla de la ninfa Calipso, hija del titán Atlas.

Finalmente, por intermedio de la diosa Atenea y el dios mensajero Hermes, Zeus lo liberó y Odiseo regresó a Ítaca. Allí encontró a varios pretendientes de su esposa Penélope quienes, creyéndolo muerto, querían casarse con ella para obtener el trono de Ítaca. Penélope, con gran astucia, había logrado evitar a los pretendientes con diferentes artimañas.

Con respecto a la muerte de Odiseo, existen diferentes versiones. Una sugiere que fue asesinado por error por su hijo Telégono. Otra versión sugiere que falleció a una edad avanzada.

Perseo

Héroes griegos
Perseo.

Perseo es otro de los héroes más inteligentes y astutos de la mitología griega. Era un semidiós, hijo del dios Zeus y la mortal Dánae, y fundador de la ciudad de Micenas. La leyenda cuenta que después de recibir una profecía que decía que moriría a manos de su nieto, el padre de Dánae y rey de Argos, Acrisio, la encerró en una torre para que nunca tuviera un hijo. Sin embargo, el dios Zeus se transformó en una lluvia de oro y embarazó a Dánae, que más tarde dio a luz a Perseo. Cuando se enteró, Acrisio lanzó a Dánae y a su hijo al mar en un cofre, pero ambos sobrevivieron con la ayuda del dios Poseidón, que calmó al mar; lograron llegar a la isla de Serifos, donde reinaba Polidectes. Su hermano Dictis los rescató y crio a Perseo como su hijo.

Después de un tiempo, Polidectes se enamoró de Dánae e intentó librarse de Perseo. Para ello, lo envió en una misión imposible: a matar a la Medusa, un monstruo que, junto a Esteno y Euríale, era una de las tres gorgonas y tenía la particularidad de convertir en piedra a cualquiera que la mirara a los ojos. Para poder realizar esta hazaña, Perseo contó con la ayuda de los dioses y algunos elementos mágicos.

Primero, los dioses Atenea y Hermes lo guiaron para encontrar a las grayas, que eran las hijas de Forcis y hermanas de las gorgonas. Eran tres ancianas que tenían solo un ojo y un diente que utilizaban las tres. Perseo les quitó el ojo y las obligó a confesar el lugar donde vivían las ninfas. De estas, Perseo obtuvo un zurrón mágico. Después, Hermes le entregó sus sandalias aladas, el casco de Hades y una hoz de acero; Atenea le dio un escudo pulido como un espejo.

Cuando las gorgonas dormían, Perseo usó el escudo de Atenea para no mirar directamente a Medusa y la decapitó. Metió la cabeza en el zurrón mágico y escapó con las sandalias aladas y el casco de Hermes, que volvía invisible a quien lo llevara puesto.

Después, Perseo llevó a cabo otros actos heroicos. Rescató a Andrómeda, a quien sus padres habían puesto como sacrificio al monstruo marino Ceto. Más tarde, se casó con ella y tuvo a sus hijos Perses, Alceo, Heleo, Méstor, Esténelo y Electrión. Cuando regresó a Serifos, Perseo le mostró la cabeza de Medusa a Polidectes y su corte y todos se convirtieron en piedra. Posteriormente, designó a Dictis como rey de Serifos. Perseo le devolvió a Hermes y Atenea los objetos que le habían prestado. A Atenea también le dio la cabeza de la Medusa, que la puso en su escudo.

Cuando regresó a Argos con su nueva familia, Perseo mató accidentalmente a su abuelo durante un lanzamiento de disco y de esta manera se cumplió la profecía. Ante este evento fatal, Perseo se negó a gobernar Argos e intercambió este trono por el de Tirinto, donde reinaba su tío Megapentes. Perseo, por lo tanto, terminó sus días como rey de Tirinto.

Jasón

Héroes griegos
Jasón.

Jasón es un héroe conocido por participar en la expedición de los argonautas en busca del vellocino de oro. Era el hijo de Alcímede y de Esón, rey de Yolco que fue destronado por su hermano Pelias. Un oráculo le advirtió a Pelias que un hombre con una sola sandalia pondría en peligro su gobierno.

Jasón creció lejos de su tío y recibió su educación de Quirón, un centauro sabio que fue el tutor de varios héroes griegos. Cuando se hizo mayor, decidió regresar y reclamar su lugar como rey, ya que era el heredero legítimo del trono de Yolco.

Una vez allí, se presentó a su tío vestido con una piel de pantera, dos lanzas y una sandalia. Pelias, para librarse de él, le enconmendó la misión de traer el vellocino de oro, una piel de carnero de oro que el rey Eetes de Cólquida había consagrado al dios Ares. El vellocino estaba en un árbol y era custodiado por una serpiente.

Para llevar adelante esta empresa, Jasón le pidió ayuda a Argos, quien construyó el famoso barco Argo, con el cual viajó rumbo a la Cólquida, acompañado de otros soldados que la historia conocería como los Argonautas. En medio de la travesía, Jasón llegó a la isla de Lemnos, donde conoció a la reina Hipsípila; con ella tuvo a sus hijos Euneo y Nebrófono.

Más tarde, Jasón liberó al adivino Fineo de las harpías, unos seres alados con apariencia de mujeres. Fineo les reveló un secreto para atravesar con éxico las Rocas Azules, unos peñascos peligrosos que estaban en la costa de Cólquida.

Cuando Jasón se presentó ante Eetes, el rey de la Cólquida le dijo que se podía llevar el vellocino siempre y cuando realizara algunas tareas. Primero, debía derrotar y unir a los toros que lo custodiaban y arar un campo con ellos. Después, tenía que sembrar los dientes que la diosa Atenea le había dado a Eetes y, finalmente, derrotar a la serpiente que nunca dormía.

Para lograr esta hazaña, Jasón contó con la ayuda de Medea, la hija del rey, que era hechicera. Con una pócima mágica, consiguió evitar que los toros le hicieran daño, unirlos y arar la tierra. Luego sembró los dientes, de los cuales brotaron espartos, unos guerreros a los cuales les lanzó una piedra y acabaron enfrentándose entre ellos. Finalmente, Medea hizo dormir a la serpiente y Jasón logró apoderarse del vellocino.

Posteriormente, regresaron a Yolco y participaron en un complot donde murió el rey Eetes. Su hijo, Acasto, los expulsó y Jasón y Medea se exiliaron en Corinto. Allí tuvieron dos hijos, Feres y Mérmero. Pero cuando Jasón quiso casarse con la hija del rey de Corinto, Creúsa, Medea la mató y también asesinó a sus propios hijos. Más tarde, Jasón regresó a Yolco con la ayuda de Peleo, el padre de Aquiles, para recuperar el trono. Según el mito, un tiempo después se suicidó.

Atalanta

Héroes griegos
Atalanta.

Aunque la mayoría de los héroes griegos eran hombres, hubo mujeres que marcaron la diferencia y se convirtieron en grandes heroínas. Una de ellas fue Atalanta. Era hija de Esqueneo, rey de Beocia. Como su padre solo quería hijos varones, la abandonó en el monte Partenio. La leyenda cuenta que Atalanta sobrevivió gracias al favor de la diosa Artemisa, quien envió una osa para cuidarla que la trató como a uno de sus cachorros. Después la crio una familia de cazadores y más tarde se destacó por sus habilidades para la caza.

Atalanta vivía en el bosque y era muy diestra con la jabalina y el arco. También era famosa por su agilidad, su velocidad y su fuerza física. Cuando alcanzó la mayoría de edad, Atalanta decidió consagrarse a la diosa Artemisa, a quien admiraba. También juró que jamás se iba a casar.

Una de las grandes hazañas de Atalanta fue matar a los centauros Hileo y Reco cuando intentaron violarla. Más tarde también derrotó a Peleo, padre de Aquiles, en los juegos fúnebres de Pelias. Atalanta también se destacó en la cacería del jabalí de Calidón, supuestamente fue la primera en dispararle y herirlo. Finalmente, Meleagro mató al jabalí y le regaló su piel.

Aparentemente, antes de su consagración, un oráculo había vaticinado que si ella algún día se casaba, se convertiría en un animal. Debido a ello, Atalanta anunció que solo se casaría con el hombre que lograra derrotarla en una carrera. Si el participante perdía, Atalanta tenía el derecho a matarlo.

De esta manera, Atalanta evitó a todos sus pretendientes hasta que un día apareció Hipómenes, un joven que consiguió ganarle la carrera. Para ello, Hipómenes utilizó el truco de las manzanas de oro que le había dado la diosa del amor, Afrodita. Durante la carrera, Hipómenes fue lanzando las manzanas mágicas y consiguió distraer a Atalanta. De ese modo, llegó a la meta antes que ella.

Hipómenes y Atalanta se enamoraron, se casaron y tuvieron un hijo llamado Partenopeo. Los amantes vivieron felices hasta que un día tuvieron uno de sus encuentros amorosos en un templo de la diosa Cibeles. Este sacrilegio enfureció a la diosa y los transformó en leones, cumpliendo así la profecía. Además, los antiguos griegos creían que los leones no se cruzaban entre sí; por lo tanto, al transformarlos en dos leones, los separó para toda la eternidad.

Belerofonte

Héroes griegos
Belerofonte.

Belerofonte es un héroe griego conocido por matar a la Quimera y domar al caballo alado Pegaso, que había nacido de la sangre de la Medusa. Era el hijo de Eurínome y del rey Glauco de Corinto.

Belerofonte realizó varias hazañas. Una de ellas fue matar a un tirano de Corinto, llamado Belero. De hecho, su nombre, significa “asesino de Belero”. Se desconoce su nombre real.

Después de matar de forma accidental a uno de sus hermanos, Belerofonte se exilió en Tirinto, donde gobernaba el rey Preto. Su esposa, Estenebea, intentó seducirlo; cuando Belerofonte la rechazó, esta lo acusó de intentar violarla. El rey Preto, que no podía matarlo por las reglas de la hospitalidad, lo envió entonces a llevarle una carta a su suegro Ióbates, el rey de Licia, donde le pedía que lo asesinara.

Una vez en Licia, el rey Ióbates le encomendó a Belerofonte matar a la Quimera, un monstruo con cabeza de cabra, cuerpo de león y cola de serpiente que asolaba Licia; esperaba que la fiera lo asesinara.

Para realizar esta tarea, Belerofonte obtuvo el consejo del adivino Poliido, que le recomendó que capturara al caballo alado Pegaso. La diosa Atenea le dio una brida de oro y con ella Belerofonte logró domarlo. De esta manera, montó a Pegaso y consiguió matar a la Quimera lanzándole flechas desde el aire.

Después de completar esta misión, Ióbates le encargó derrotar a los guerreros sólimos y a las amazonas e incluso, intentó emboscarlo. Como aún así no pudo lograr que Belerofonte muriera, terminó reconciliándose con él y le entregó a su hija Filónoe, con la que tuvo a sus hijos Hipóloco, Laodamía e Isandro.

Las victorias de Belerofonte lo llenaron de soberbia. Debido a ello, un día intentó alcanzar la morada de los dioses en el Monte Olimpo. Zeus se enfureció y lo hizo caer del caballo alado al precipicio.

Orfeo

Héroes griegos
Orfeo.

Orfeo es un héroe griego diferente, ya que fue conocido más por su música que por su habilidad para la lucha. Era hijo del dios Apolo y la musa Calíope.

Orfeo tocaba una lira con propiedades mágicas: podía calmar o dormir a las fieras y reconfortar a los hombres. A él se le atribuye la invención de la cítara y la adición de dos cuerdas a la lira, que hasta entonces tenía siete; supuestamente, el número final era referencia a las nueve musas.

Una de sus mayores aventuras fue participar en el viaje de los Argonautas, en la búsqueda del vellocino de oro. Se dice que Orfeo evitó que las sirenas hipnotizaran a los tripulantes de la nave, tapando su canto con el sonido de su lira.

Además de músico, Orfeo también fue un poeta y un predicador, principalmente del culto a Apolo y Dionisio.

Orfeo se casó con la ninfa Eurídice y vivió una historia de amor trágica, ya que ella murió al poco tiempo, mordida por una serpiente. Ante la muerte de su amada, Orfeo fue al inframundo, donde logró conmover al dios Hades que le permitió llevarse a Eurídice. Ella volvería a la vida siempre y cuando Orfeo no volteara a mirarla hasta que estuvieran en la superficie y el sol la iluminara por completo. Según la leyenda, Orfeo, ansioso por ver a su esposa, se volvió a verla y el alma de Eurídice se desvaneció en el aire para siempre.

Tras intentar ingresar sin éxito al inframundo, Orfeo se convirtió en un ermitaño y rechazó a todas las mujeres que querían estar con él. Las bacantes, unas mujeres que adoraban al dios Baco, se ofendieron y lo asesinaron. Después arrojaron su cabeza y su lira al río Hebro. Finalmente, las almas de Orfeo y Eurídice se encontraron en el inframundo.

Cadmo

Héroes griegos
Cadmo.

Cadmo fue el fundador fenicio de la Tebas griega. Era hijo de Telefasa y Agénor, y creció en Fenicia junto a sus hermanos Fénix, Cíliz y Europa.

Cuando Zeus raptó a Europa, convertido en toro, Cadmo y su familia viajaron por el mundo a buscarla. Después de una larga travesía, Cadmo llegó al oráculo de Delfos, el cual le aconsejó que dejara de buscar a su hermana y que, en cambio, siguiera a una vaca y fundara una ciudad donde el animal se detuviera. Así llegó a Beocia, una región de la Antigua Grecia, y fundó la ciudad de Cadmea, que más tarde sería conocida como Tebas.

Pero, antes de fundar la ciudad, Cadmo se enfrentó y mató a un dragón que custodiaba a una fuente y que había matado a algunos de sus hombres cuando fueron a beber. Esto enfureció al dios Ares, que era el padre del dragón.

Para solucionar el conflicto, la diosa Atenea le sugiró a Cadmo que sembrara los dientes del dragón. A partir de ellos surgieron guerreros espartos que se mataron entre ellos. Los cinco que sobrevivieron se convirtieron en amigos de Cadmo. Sin embargo, esto no fue suficiente para aplacar al dios Ares, por lo cual Cadmo tuvo que estar a su servicio durante un tiempo como castigo.

Más tarde, Zeus le entregó a la hija de Ares, Harmonía, como esposa. Junto a ella tuvo seis hijos. Después de pasar algunos años en Tebas viajaron a Iliria, donde Cadmo se convirtió en rey tras derrotar a los enqueleos, una tribu local.

Finalmente, Ares convirtió a Cadmo y a su mujer en serpientes y fueron a los Campos Elíseos, el paraíso destinado a los héroes de la Antigua Grecia.

Bibliografía

  • Schoua, A. M. Dioses y héroes de la mitología griega. (2016). Argentina. Santillana.
  • Graves, R.; Graves, L. Dioses y héroes de la Antigua Grecia. (2015). España. Austral.
  • Homero. Libros épicos de Homero: La Odisea y La Ilíada. (2021). España. B08T6JY3FX.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados