La taxonomía de Bloom: categorías y ejemplos de aplicación

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

La taxonomía de Bloom es un sistema de clasificación desarrollado por Benjamín Bloom a mediados del siglo XX. Se puede aplicar tanto para formular objetivos para la enseñanza y la evaluación de los estudiantes, como en todo tipo de actividades que incluyan alguna forma de aprendizaje. Actualmente, esta taxonomía está dividida en seis categorías: recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear.

Qué es la taxonomía de Bloom

En 1956, el psicólogo y pedagogo estadounidense Benjamín Bloom (1913-1999) desarrolló su taxonomía de objetivos de la educación, la cual hoy conocemos como la taxonomía de Bloom.

Se trata de una metodología de la enseñanza especialmente diseñada para establecer objetivos y evaluar el conocimiento adquirido. Para ello describe diferentes categorías, a través de las cuales el estudiante va incorporando el conocimiento de forma progresiva.

La taxonomía de Bloom divide a los objetivos de aprendizaje en tres grandes grupos, los cuales implican el desarrollo integral de una persona:

  • Afectivo o actitudinal: incluye las actitudes emociones y valorativas.
  • Piscomotor o procedimental: son las habilidades motoras.
  • Cognitivo o intelectual: son los conocimientos y las aptitudes intelectuales.

Teniendo en cuenta cada una de estas categorías, es posible fijar los objetivos y enfocar la enseñanza basándose en ellos. Posteriormente, se puede evaluar, hacerle seguimiento a cada etapa y cuantificar el progreso en cada área o nivel.

Taxonomía de Bloom
Taxonomía de Bloom original

Características de la taxonomía de Bloom

La taxonomía de Bloom de 1956 presenta las siguientes características:

  • Fases: incluye seis fases o etapas.
  • Nombres: cada una de las fases tiene un nombre distintivo, que es un sustantivo.
  • Jerarquía: cada nivel tiene una jerarquía y por eso se suelen representar en forma de pirámide, en cuya base está el nivel inferior y en la cúspide, el superior. No se puede alcanzar un nivel superior si todavía no se ha llegado al nivel anterior.

Para qué sirve la taxonomía de Bloom

La taxonomía de Bloom se creó para ayudar a los educadores a obtener mejores resultados en el aprendizaje de sus estudiantes y desarrollar su máximo potencial.

Esta taxonomía sirve para formular objetivos de aprendizaje. No solo facilita la redacción de los objetivos a la hora de enseñar sino también la eficacia de la enseñanza y su posterior evaluación.

Esta clasificación de Bloom permite que los contenidos se desarrollen a partir de la introducción de los conceptos hasta su aplicación, pasando por cada uno de los niveles hasta llegar a alcanzar los objetivos que se establecieron previamente.

La taxonomía de Bloom es un recurso práctico para los docentes, especialmente durante la planificación de las actividades. Posibilita que los estudiantes adquieran los conocimientos teóricos primero y después puedan aplicarlos en situaciones concretas.

Asimismo, esta metodología es útil para evaluar el grado de desarrollo cognitivo, afectivo y psicomotor de un alumno según el nivel en que se encuentre.

Niveles de la taxonomía de Bloom

Dominio afectivo

El dominio afectivo de la taxonomía de Bloom se enfoca en el rol de las emociones durante el proceso de aprendizaje. En este ámbito se analizan las actitudes de los alumnos según aspectos emocionales y afectivos. Por ejemplo, su comportamiento, valores, prejuicios, intereses y emociones.

Los niveles de esta sección son:

  • Recepción: este es el nivel inferior, en el que el alumno presta atención mientras mantiene una actitud pasiva.
  • Respuesta: aquí el alumno tiene una actitud activa, reacciona a los estímulos del proceso de aprendizaje y genera una respuesta.
  • Valoración: el alumno le confiere un valor determinado a la información, los objetos, etc.
  • Organización: en esta etapa el alumno clasifica los valores y las ideas que acumuló, haciendo comparaciones y relacionando lo aprendido.
  • Caracterización: el alumno incorpora esos valores o ideas. Esto influye en su comportamiento y se convierte en una característica propia.

Dominio psicomotor

El dominio psicomotor analiza los aspectos físicos y motores de un alumno en el proceso de aprendizaje. Esto incluye habilidades como la coordinación muscular, el funcionamiento neuronal y la capacidad motora.

Los niveles de la taxonomía de Bloom para el dominio psicomotor son:

  • Percepción: en esta fase el alumno reconoce su entorno a través de los sentidos. Imita los gestos y los sonidos, repite los movimientos y copia los trazos.
  • Predisposición: en esta etapa el alumno demuestra que tiene la capacidad física para comenzar a manipular objetos con más precisión, mover las partes del cuerpo, usar instrumentos, escribir, dibujar, etc.
  • Respuesta guiada: con ayuda, el alumno puede llevar a cabo movimientos con gran precisión y sincronización.
  • Respuesta mecánica: en esta etapa el alumno puede tener una respuesta mecánica después de las respuestas guiadas. Esto se traduce en una mayor coordinación y la capacidad para realizar actividades físicas más complejas.
  • Respuesta completa evidente: en esta fase el alumno puede actuar de forma autónoma, sin ayuda. Tiene naturalidad y soltura al moverse, cantar, bailar, leer en voz alta, etc.

Dominio cognitivo

La taxonomía de Bloom con respecto al dominio cognitivo, es decir, las habilidades intelectuales y la forma en la que se procesa la información, se divide en seis niveles:

  • Conocimiento: este nivel está relacionado con la memorización de los conceptos.
  • Comprensión: en esta etapa se interpretan los conocimientos adquiridos y se expresan con palabras propias.
  • Aplicación: aquí se aplican los nuevos conocimientos en diferentes situaciones.
  • Análisis: en este nivel se pueden separar las distintas partes del conocimiento y observar sus diferencias.
  • Síntesis: en esta etapa es posible resumir lo que se ha aprendido.
  • Evaluación: al llegar a este nivel, se pueden realizar juicios de valor teniendo como base todos los conceptos e información adquiridos.

Ejemplos de verbos para aplicar la taxonomía de Bloom

Cada uno de los niveles anteriores se asocian con diferentes verbos que permiten aplicarlos y reconocerlos. Algunos de ellos son:

ConocimientoComprensiónAplicaciónAnálisisSíntesisEvaluación
CitarClasificarAplicarAnalizarCombinarApoyar
DefinirEjemplificarDemostrarCriticarCompilarArgumentar
EnumerarExplicarExperimentarCuestionarConcluirCalificar
IdentificarInterpretarModificarDiferenciarCrearContrastar
IndicarExpresarIlustrarDebatirFormularElegir
RecordarCompararPrepararSepararProponerEvaluar
ReconocerRelacionarProducirSubdividirResumirJuzgar
RepetirEstimarSolucionarRelacionarConstruirValidar
SeñalarDeducirResolverOrganizarDecidirValorar
OrdenarDiscutirUtilizarCategorizarJustificarDefender

Revisiones de la taxonomía de Bloom

Desde su creación, ha habido varias revisiones de la taxonomía de Bloom. De hecho, la que se utiliza en la actualidad, especialmente sobre el dominio cognitivo, es una revisión de la clasificación original formulada en el año 2000 por David Krathwohl y Lorin Anderson.

David Krathwohl (1921-2016) fue un psicólogo estadounidense que estudió junto a Benjamín Bloom y que también fue el coautor de la taxonomía de Bloom inicial. Lorin W. Anderson también es un psicólogo y pedagogo estadounidense que fue alumno de Bloom.

Entre los años 2000 y 2001, Krathwohl y Anderson reorganizaron la taxonomía de Bloom y realizaron algunos cambios en ella:

  • Los sustantivos se reemplazaron por verbos en infinitivo.
  • Los dos últimos niveles cambiaron de orden y nombre, como se puede observar en la imagen que aparece debajo.

Ambos investigadores enfatizaron la importancia y la dificultad de crear como el punto más alto en el proceso de aprendizaje. Por lo tanto, consideraron que ese era el nivel superior, en vez de evaluar, nivel que actualmente se considera como el nivel a crear.

taxonomía de Bloom y revisión de Krathwohl y Anderson
Taxonomía de Bloom y revisión de Krathwohl y Anderson

Niveles de la taxonomía de Bloom revisada por Krathwohl y Anderson

Según la revisión de Krathwohl y Anderson, los niveles de la taxonomía de Bloom para el dominio cognitivo son:

  • Recordar: recuperar el conocimiento que se memorizó.
  • Comprender: expresar en palabras propias los significados de los conceptos aprendidos.
  • Aplicar: poner en práctica el conocimiento adquirido en distintos procedimientos o situaciones.
  • Analizar: ser capaz de distinguir los diferentes componentes de lo que se ha aprendido para comprenderlo en su totalidad.
  • Evaluar: hacer juicios de valor según ciertos criterios y estándares.
  • Crear: construir algo nuevo a partir de la información aprendida.

Ejemplos de verbos para aplicar la actual taxonomía de Bloom

Cabe acotar que algunos de los verbos se repiten en los distintos niveles de la taxonomía, lo cual tiene que ver con el mismo proceso, ya que cada etapa está relacionada con la siguiente. Dicho eso, según Krawthwohl y Anderson, los verbos relacionados con cada uno de los niveles de la nueva taxonomía de Bloom son:

RecordarComprenderAplicarAnalizarEvaluarCrear
ConocerAplicarAplicarAnalizarApoyarGenerar
NombrarCambiarEsbozarCompararCompararCrear
EnumerarModificarExperimentarDeconstruirConcluirDiseñar
IdentificarPrepararIlustrarDescribirCriticarEscribir
RecordarMostrarPrepararDesglosarDefenderCategorizar
EtiquetarProducirResolverSepararEvaluarExplicar
SeleccionarDescubrirSolucionarDistinguirResumirPlanificar
ReproducirRelacionarProgramarDiferenciarJustificarReconstruir
DeclararDemostrarUtilizarSeleccionarRelacionarRevisar
DefinirUtilizarCalcularContrastarContrastarComponer

Bibliografía

mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados