Cómo separar la sal y la arena

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Existen diferentes métodos para separar la arena y la sal. Los más utilizados son la separación física, la separación por solubilidad y la separación por punto de fusión. Cada uno de estos métodos presentan características específicas, se llevan a cabo de maneras diferentes y todos permiten separar con éxito la arena y la sal.

Cómo separar una mezcla de sal y arena

En química, es posible separar o unir sustancias. Generalmente, cuando los componentes de una mezcla están separados es porque existen grandes diferencias entre ellos. Algunas de ellas pueden ser:

  • Tamaño, como la diferencia de tamaño entre rocas y arena.
  • Estado de la materia: líquido, sólido o gaseoso; como por ejemplo, el agua y el hielo.
  • Solubilidad: la capacidad de una sustancia para disolverse en agua o en otros disolventes.
  • Carga eléctrica, es decir, el resultado de la composición atómica de las moléculas.
  • Punto de fusión, esto es, la temperatura a la que un material pasa de estado sólido a líquido.

Métodos para separar la arena y la sal

Para separar una mezcla de arena y sal común, que son dos sustancias sólidas, se pueden utilizar tres métodos, en función de:

  • Características físicas, como por ejemplo, tamizando la mezcla.
  • Solubilidad, disolviendo la sal.
  • Punto de fusión, derritiendo la sal.

El método más sencillo para separar las dos sustancias es el de la solubilidad. Es decir, se puede disolver la sal en agua, verter luego el líquido en otro recipiente y finalmente, evaporar el agua para recuperar la sal. De esta manera se logran separar fácilmente los dos componentes de la mezcla, la arena y la sal.

Separación física de la sal y la arena

Este método consiste en aprovechar la densidad de cada componente para poder separarlos. Dado que tanto la sal como la arena son sólidos, y su tamaño es visible al ojo humano, se podrían separar las partículas de sal y arena utilizando una lupa y pinzas. Sin embargo, este tarea no es para nada práctica, llevaría mucho tiempo y sería casi imposible.

El mejor método de separación física de sal y arena se basa en la diferencia de densidad de una y otra. La densidad de la sal es de 2,16 gramos por centímetro cúbico, mientras que la densidad de la arena es de 2,65 gramos por centímetro cúbico. Esto significa que la arena es un poco más pesada que la sal. Por lo tanto, si se sacude un recipiente con sal y arena, la sal, eventualmente, quedará en la superficie.

Este método se utiliza también para buscar oro, porque este metal posee una mayor densidad que otras sustancias y tiende a quedar en el fondo de una mezcla.

Otra forma de emplear el método de separación física es a través de un tamiz. Al tamizar la mezcla de arena y sal con un tamiz muy fino, las partículas pequeñas de la sal pasarán y las de la arena, al ser más grandes, no superarán el tamiz.

Separación de sal y arena por solubilidad

Otro método para separar la sal y la arena se basa en la propiedad de solubilidad de los componentes. Se dice que una sustancia es soluble cuando se puede disolver en un solvente. La sal común o cloruro de sodio (NaCl) es un compuesto soluble en agua. En cambio, la arena, que principalmente es dióxido de silicio, no presenta esta propiedad.

Para poner en práctica este método es necesario realizar los siguientes pasos. Primero, se debe poner la mezcla de sal y arena en una olla o sartén. Después se agrega un poco de agua. Para disolver la sal más rápidamente podemos calentar el agua. Al aumentar la temperatura, también aumenta la solubilidad del componente. Por lo tanto, la sal se disuelve más rápido en agua caliente que en agua fría.

Si se llega al punto de ebullición del agua y todavía queda sal sólida, se puede agregar un poco más de agua y continuar el proceso. Posteriormente, se retira el recipiente del fuego y se deja enfriar hasta que se pueda manipular. Finalmente se trasladan el agua salada y la arena a recipientes separados.
Para decantar la sal común, se pone de nuevo el agua salada en la sartén u olla vacía y se calienta hasta que hierva. Se repite el proceso hasta que toda el agua se evapore y quede solo la sal. Para acelerar la evaporación del agua es conveniente utilizar una olla o sartén grande y poco profunda.

Otra forma casera de separar el agua salada y la arena es pasar la mezcla través de un filtro de café, donde quedará la arena.

Separación de arena y sal por punto de fusión

El tercer método para separar la mezcla de arena y sal se basa en los puntos de fusión de estos componentes. El punto de fusión de la sal es de 801°C, mientras que el de la arena es de 1710 °C. Esto indica que la sal se funde a una temperatura más baja que la arena. Por lo tanto, para separar ambos componentes se puede calentar la mezcla de sal y arena por encima de 801 °C, sin llegar a los 1710 °C. Una vez que se funda la sal, se puede verter en un recipiente aparte. Sin embargo, este método de separación no se recomienda porque no es sencillo y requiere de temperaturas muy altas.

Bibliografía

  • Bea Sánchez, J. L. Formulación y preparación de mezclas. (2020). España. Síntesis.
  • Timberlake, K. C. Química general orgánica y biológica. (2013). España. Peasron.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados