Los semimetales o metaloides: características y ejemplos

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.
Aprende lo que quieras. Hay miles de cursos populares entre los que elegir.

Los semimetales, también llamados metaloides, son elementos que tienen algunas propiedades de los metales, pero también otras características diferentes. Los semimetales más comunes son el silicio, el boro, el germanio y el arsénico, entre otros. En especial, el silicio se utiliza como semiconductor en chips y otros productos electrónicos.

Qué son los semimetales

El término semimetal significa “mitad metal”, mientras que “metaloide” quiere decir “semejante al metal”. Ambos se utilizan para denominar a los siete elementos químicos de la tabla periódica que presentan características tanto de metales como de no metales. Los metaloides también se distinguen de los metales y no metales por su conductividad moderada.

Los elementos considerados metaloides o semimetales son los siguientes:

  • Boro (B)
  • Silicio  (Si)
  • Germanio (Ge)
  • Arsénico  (As)
  • Antimonio (Sb)
  • Teluro  (Te)
  • Polonio  (Po)

En la tabla periódica, estos elementos están ubicados en forma de zigzag, entre los metales y los no metales.

Características y propiedades de los metaloides

Los metaloides se diferencian de los metales y de los no metales debido a que poseen ciertas características particulares. En algunos casos, tienen propiedades físicas semejantes a las de los metales. En otros casos, según sus propiedades químicas, son más parecidos a los no metales.

Las característiscas más importantes de los metaloides son:

  • Aspecto: pueden ser brillantes u opacos.
  • Conductividad: son semiconductores, en especial el silicio y el germanio. Los demás elementos no son semiconductores por sí mismos, pero pueden serlo si se combinan con otros elementos. Además, los metaloides son mejores conductores térmicos que los no metales.
  • Maleabilidad: son maleables, lo que permite su utilización en diferentes campos de la industria.
  • Cantidad de electrones: en su última órbita, tienen tres electrones de valencia o más. Durante las reacciones químicas pueden ganar o perder electrones. 
  • Flexibilidad: al tener características intermedias, los metaloides pueden reaccionar de maneras distintas, según se expongan a un metal. En ese caso tenderán a reaccionar como no metal. Por el contrario, si se exponen a un no metal, es probable que reaccionen como un metal.
  • Toxicidad: suelen ser tóxicos o perjudiciales para salud. Algunos de ellos son indispensables para los seres vivos, pero en ciertas cantidades pueden ser letales. Este es el caso del arsénico o el boro. El polonio, por su parte, es altamente radioactivo.

Aplicaciones y usos

Las características de los semimetales les confieren una gran utilidad. Actualmente se usan en diferentes aplicaciones. Entre ellas, se incluye la fabricación de:

  • Aparatos electrónicos.
  • Rectificadores.
  • Transistores.
  • Diodos.
  • Circuitos integrados.
  • Chips y microprocesadores.
  • Pesticidas.
  • Materiales sellantes.
  • Catalizadores.
  • Fibras ópticas.
  • Aleaciones.
  • Vidrio.
  • Esmaltes.
  • Medicamentos.

Bibliografía

  • Pérez Agustí, A. Intoxicación por metales: Metales pesados, no-metales, metaloides y otros. (2019). España. B07MQGJVK6.
  • Zikrillayev, N.; Saitov, E. Materiales de silicio: el futuro de la energía fotovoltaica. (2020). España. Editorial Académica Española.
  • García Bello, D. Todo es cuestión de química. (2016). España. Paidós.
mm
Cecilia Martinez (B.S.)
Cecilia Martinez (Licenciada en Humanidades) - AUTORA. Redactora. Divulgadora cultural y científica.

Artículos relacionados