Definición y ejemplos de electrolitos débiles

Artículo revisado y aprobado por nuestro equipo editorial, siguiendo los criterios de redacción y edición de YuBrain.

Los electrolitos son sustancias que, una vez disueltas en agua, se descomponen en cationes y aniones. Los cationes son iones con carga positiva y los aniones son iones con carga negativa. Cuando un electrolito se disuelve en agua, se dice que este se ioniza.

Existen dos grupos de electrolitos: electrolitos fuertes y electrolitos débiles. Los primeros se ionizan completamente, es decir, al 100%. Los segundos se ionizan parcialmente, entre el 1 y 10%. La principal especie en solución para los electrolitos fuertes son los iones. En cambio, la principal especie en solución para los electrolitos débiles es el propio compuesto no ionizado.

En palabras sencillas: los electrolitos débiles son electrolitos que apenas se disocian (no se descomponen en cationes y aniones) en una solución acuosa.

Ejemplos de electrolitos débiles

Los ácidos débiles como el HF (ácido fluorhídrico), HC2H3O2 (ácido acético), el H2CO3 (ácido carbónico) y el H3PO4 (ácido fosfórico) y las bases débiles como el NH3 (amoníaco) y la C5H5N (piridina) son electrolitos débiles. La mayoría de las moléculas que contienen nitrógeno también son electrolitos débiles.

Es importante tener presente que la sal puede tener baja solubilidad en el agua y sin embargo, ser un electrolito fuerte. Esto se debe a la que la cantidad de sal que se disuelve, aunque sea limitada, se ioniza completamente en el agua. Algunos autores consideran que el agua es un electrolito débil. El motivo es que el agua se disocia parcialmente en iones H+ y OH-. Sin embargo, otros lo consideran un no electrolito. Esto se debe a que sólo una cantidad muy pequeña de agua se disocia o descompone en iones.

Diferencia entre disociar y disolver

Se ha mencionado la importancia de que una sustancia se disuelva en agua. Sin embargo, que una sustancia se diluya o no en agua no es un factor decisivo para determinar la fuerza de un electrolito. En otros términos, la disociación y la disolución no son lo mismo.

Así pues, la disociación hace referencia al momento en el que un compuesto se desintegra dentro de otro. En cambio, la disolución se da cuando un compuesto líquido se diluye dentro de una solución acuosa.

El ácido acético como electrolito débil

El ácido acético, que se encuentra en el vinagre, es un compuesto bastante soluble en agua. Es decir, este compuesto no se disocia; no obstante, sí que se disuelve. Este ácido es un electrolito débil porque su constante de disociación es pequeña, lo que significa que habrá pocos iones en la mezcla para conducir la electricidad.

La mayor parte del ácido acético permanece intacto como su molécula original en lugar de su forma ionizada, el etanoato (CH3COO). Por esto, el ácido acético se disuelve en agua y se ioniza en etanoato y en el ion hidronio, pero su posición de equilibrio se encuentra a la izquierda de la ecuación de disociación, haciendo que los reactantes se vean favorecidos. Es decir, cuando el etanoato y el hidronio se forman, vuelven fácilmente al ácido acético y al agua:

CH3COOH + H2O ⇆ CH3COO + H3O+

Nota: la pequeña cantidad de etanoato hace que el ácido acético sea un electrolito débil, en lugar de uno fuerte.

mm
Carolina Posada Osorio (BEd)
(Licenciada en Educación. Licenciada en Comunicación e Informática educativa) -COLABORADORA. Redactora y divulgadora.

Artículos relacionados